El Club El Coche El Taller La Marca
Registrarse en el club MGF Register Mensaje dirigido a info@mgftf.com Facebook
Idioma para navegar:
Idioma de ésta página: Español

El Taller - Sustituir la junta de la culata

Se relatará aquí la sustitución de la culata de culata original de un motor Rover K Series por la junta MLSHG (Multilayered Steel Head Gasket) diseñada por Land Rover para el Land Rover Freelander 1 con motor K Series 1.8. En principio, esta culata es válida para todos los motores K Series con 16 válvulas y cilindradas entre 1.4 y 1.8 litros. Este ejemplo ha tenido como protagonista un motor K Series 1.6 perteneciente a un Rover 45 MkII y ha sido realizada por un taller especializado.

Materiales necesarios.

  1. culata de culata MLSHG para Land Rover Freelander (que incluye dos dovelas metálicas centradoras), cuyo código de pieza es LVB500190.
    culata de culata
    Nota importante: El kit de culata de culata incluye otra pieza más, cuyo nombre en inglés es shim. Se trata de una pieza metálica recubierta de una pintura bituminosa y que vá colocada entre la culata y la culata (tal y como se indica en el gráfico adjunto). Su misión es evitar en la medida de lo posible que una futura rotura de la culata de culata cause algún daño a la culata que tenga que ser solucionado mediante la sustitución de la misma o por la rectificación realizada por un tornero (con la consiguiente pérdida de espesor de esta pieza).ES INDISPENSABLE COLOCAR ESTE COMPONENTE JUNTO CON LA culata MLSHG. También se incluyen dos dovelas centradoras metálicas que deben ser puestas en sustitución de las de plástico termoestable de alta resistencia que vienen de serie y es recomendable sustituirlas cada vez que se haga un cambio de culata de culata aunque estén aparentemente en buen estado o no. Estas dovelas centradoras también pueden comprarse aparte por parejas y se recomienda comprar un juego adicional, por si al instalarlas alguna queda dañada.
    posición junta de culata
    dos juntas
    Este es el contenido del kit de sustitución, incluyendo la pareja de dovelas centradoras y el shim.
    Nota de almacenamiento: caso de que se adquiera la culata de culata en previsión de una futura avería, la pieza debe ser almacenada (si va a serlo durante largo tiempo) en horizontal en una superfície lisa sin ningún peso encima, para evitar que pueda deformarse y perder su planeidad. Es especialmente importante, ya que esta pieza tiene cierto valor económico y debe evitarse su inutilización antes de su uso.
  2. Carril inferior de aceite reforzado (Oil Ladder) para Land Rover Freelander 1.8, cuyo código de pieza es: LCN000140L.
    Nota importante: Este nuevo carril de aceite, aparte de mejoras en la fabricación y el diseño del mismo, está específicamente diseñado para ser utilizado con la nueva culata de culata y según la documentación técnica de Land Rover para el Freelander es indispensable su instalación para utilizar una culata de culata MLSHG.
    carril inferior de aceite reforzado
    Este componente está situado dentro del carter bajo el cigueñal. Dado que, generalmente, la mezcla de refrigerante y aceite obliga a limpiar el carter y a abrirlo, no cuesta demasiado trabajo instalar este componente para mayor seguridad.
    posición carril inferior de aceite
  3. Diez nuevos tornillos stretch bolts con núcleo de acero pretensado (se venden por unidad), cuyo código es: WAM2293. Generalmente podrían volver a colocarse los originales despues de comprobar que conservan su horizontalidad e, incluso, caso de estar deformados, podrían repararse para ser utilizados, pero es recomendable el uso de estos nuevos tornillos en conjunción con la MLSHG.
    tornillos
    Nota informativa sobre estos componentes: en estos momentos (Junio de 2008), los distribuidores X-Part del Reino Unido están empezando a vender un kit completo de sustitución de culata de culata que incluye estos mismos componentes, bajo el código ZUA000080, aunque parece que aún no ha llegado a España. La forma de obtenerlos, pues, es a través de un concesionario Land Rover. Eso sí, dado que va a ser utilizado en un vehículo que no pertenece a su concesión, en el momento de instalar las piezas, perderemos la garantía de sustitución de Land Rover con lo que, por ejemplo, si deformamos la culata al colocarla, no podremos volver al concesionario Land Rover a canjearla por una nueva.

Resumen de piezas y precios aproximados (Abril de 2007)

  1. culata de culata MLSHG Land Rover (LVB500190): 62,65 € (incluye una pareja de dovelas centradoras)
  2. 10 Tornillos stretch bolt (WAM2293L): 7.765,00 €/ud (10 uds serían 77,65 €)
  3. Carril inferior de aceite (LCN000140L): 40,19 €
  4. Pareja de dovelas centradoras (LYU000010L): 3,00 € (se han comprado como precaución, por si se averiaba alguna de las que vienen con la culata).

PASO 1: Desmontaje de la culata y del carter.

Una vez retirada la tapa plástica que cubre la culata, en concreto, el bloque de árboles de levas y, tras asegurar las ruedas dentadas de la distribución para evitar su movimiento, se desenroscan con cuidado los stretch bolts, sacándolos uno a uno con la precaución de no dejarlos caer hacia abajo en ningún momento: no solo podrían deformarse (aunque ésto poco nos importa, ya que vamos a sustituirlos todos por unos nuevos), podrían causar daños al motor. También es importante realizar el desmontaje de los tornillos en el orden indicado en este grafico:
orden desmontaje tornillos

La culata, por seguridad, debe ser enviada a revisar para tener la certeza de que no tiene ninguna grieta que pueda romper este componente en el futuro. Caso de aparecer grietas en el análisis, la culata deberá ser sustituida. Por lo general el "mal diseño" de la culata de culata original evita que la culata se vea dañada (al menos en este caso concreto y en la mayoría, es el sellante de silicona el que falla, luego el metal de la culata no se rompe y no araña ni estropea el material de la culata). En el caso de que aparezcan muescas en la culata, es recomendable que un tornero haga un rebaje de la misma para asegurar su planeidad. Es también recomendable la misma operación si ocurre el extraño caso en el que la culata está alabeada por un sobreesfuerzo. Recordemos que, para la culata de aluminio del motor Rover K Series, el límite máximo para el rebaje del material es de 0.20 milímetros antes de tener que reemplazar la culata por una nueva. De hecho, estos 0.20 mm nos darán, en condiciones normales, para dos o tres planificaciones con seguridad.
culata

En esta operación también deberemos retirar y almacenar los conductos de admisión y de escape, momento que podemos aprovechar para observar su estado y comprobar sus juntas, además de para darles una limpieza. De mismo modo, deberemos limpiar el circuito de refrigeración, principalmente el depósito de expansión, para que sea fácilmente legible el nivel de líquido, retirando todo posible resto de aceite.
conductos de admisión y de escape
circuito de refrigeración

Es recomendable también revisar todos los manguitos y conducciones del sistema de refrigeración, ya que tal vez una fuga en uno de estos elementos nos haya causado la avería de la culata de culata. habrá que sustituir los elementos deteriorados e incluso aquellos que, pese a no tener fugas, no tenga un aspecto demasiado saludable. No obstante, puede darse el caso de que ninguno de estos elementos este afectado.

El desmontaje del carter del K Series es muy sencillo y no exige tocar para nada la transmisión ni la caja de cambios. Va sencillamente atornillado con una culata en el medio. Deberá ser limpiado (pues es muy seguro que aparezcan restos de refrigerante si ha existido una rotura de culata de culata) y comprobado para ver que no exista ninguna grieta o fuga. Una vez retirados los stretch bolts originales, es el momento de retirar el carril inferior de aceite original y sustituirlo por el reforzado. Hay que tener en cuenta una apreciación importante: el nuevo carril de aceite está diseñado al revés que el original, como podemos ver en las siguientes fotografías, pero no debemos asustarnos, ya que es cuasi-imposible colocarlo mal (a no ser que lo hagamos a martillazos, claro):
original
nuevo

Una vez colocado el carril inferior de aceite y limpio el carter, podremos volver a instalar este elemento de sustitución en espera de la llegada de la culata ya revisada.

PASO 2: Colocación de la culata y revisión de la culata.

Una vez revisada la culata para tener la certeza de que está en buen estado o, en su defecto, de haber sido rectificada correctamente por un tornero, será el momento de colocar ya definitivamente la culata de culata y volver a ensamblar el motor. Para ello, nos será útil conocer el esquema de montaje general de los motores K Series que se muestra aquí y que es igual para toda la gama excepto los motores KV6 y para los VVC, caso este último en el que existen pequeñas variaciones debido al singular diseño de su bloque de culata.
culata
culata ampliada

El aspecto que debe tener una culata de culata completamente sana es el de las fotografías. Recordemos que el máximo que podemos rectificar nuestra culata es de 0,20 mm, caso concreto este de la foto en el que la rectificación para conservar la planeidad ha sido de un máximo de 0,07 mm. Uno de los riesgos principales en el caso de tener la culata de culata muy dañada en los motores K Series es el de que los damp liners (bloques de cilindro), en concreto los aros de estanqueidad de la culata, se terminen clavando en la culata como en el ejemplo que mostramos a continuación:
culata marcada por los arcos

En este caso perteneciente a un MG F británico que mostramos, los damp liners se han clavado de tal manera que han creado un "aro" que no nos podrá asegurar la estanqueidad de los cilindros y que podría causar un desaguisado bastante desagradable, haciendo que se escape la compresión de los cilindros. Por tanto, es recomendable siempre, cuanto menos, enviar la culata a revisar. Otro problema grave que puede suceder con los motores K Series de primera generación con las juntas de culata más antiguas, es que la culata haya sufrido tantos esfuerzos que tenga grietas, caso este en el que hay que sustituir la culata por una nueva. De todos modos, también hay que decir que la avería, tomada a tiempo, no tiene que causar daños desagradables y/o difíciles de reparar a este componente, para lo que repetimos que, caso de aparecer los primeros síntomas, el vehículo debe ser inmovilizado y llevado al taller. En caso de vernos obligados a mover el vehículo por sus propios medios, hay que tratar de llevarlo muy desahogado y no pasarlo jamas de 2000 rpm hasta llegar al taller o al lugar desde el que lo podamos remolcar.
montaje por piezas
montaje por piezas ampliado

Primeramente, deberemos colocar las dovelas centradoras nuevas. Las originales son de un polímero termoestable de alta resistencia que, por desgracia, no es compatible con esta nueva culata de culata multicapa de acero. Es más, es recomendable que, a pesar de que éstas esten, visualmente hablando, en buen estado, siempre sean sustituidas en un cambio de culata de culata. Cualquier pequeño defecto estructural, por microscópico que sea, puede producir un movimiento relativo de la culata que de al traste con la estanqueidad. También es importante manipularlas con cuidado: en el concesionario oficial disponen de una herramienta específica para colocarlas (que podemos ver en la fotografía siguiente), pero no es absolutamente necesario disponer de este equipamiento, lo que es realmente importante es no forzarlas en absoluto. Las dovelas centradoras deben entrar por su propio pie en su asiento poco a poco y con paciencia. Una dovela centradora dañada es casi tan peligrosa como una culata de culata en mal estado, ya que el resultado final será el mismo.
herramienta
colocación
colocación ampliada

Es importante, como paso previo a éste, realizar una buena limpieza de la zona del bloque de cilindros, retirando los restos de refrigerante y de aceite que puedan quedar con un trapo límpio. No es necesario dejarlo como una patena, pero si recomendable retirar restos indeseados. En este nuestro caso concreto se hace especialmente necesario ya que la culata de la tapa de balancines estaba en un estado bastante malo, ya que la capa de pintura bituminosa se había desprendido y había pasado al circuito de refrigeración. Siendo conscientes del peligro de que esos restos puedan tupir la trompetilla de la bomba de aceite o el filtro, la pimpieza ha sido más concienzuda, incluyendo la limpieza del circuito de refrigeración con un limpiacircuitos específico.
limpieza
limpieza
limpieza
limpieza

Una vez situadas las dovelas centradoras, la culata de culata MLSHG debe ser colocada en su posición (no hay problema, cuando la presentemos, veremos que solo hay una postura posible), debiendo quedar ésta en contacto con los bloques de cilindros. Esto es importante, ya que la culata adicional (shim) se situará entre la culata y la culata. Esta culata adicional tiene dos misiones que aumentan la seguridad de la instalación: la primera es que, en caso de rotura de los aros que garantizan la estanqueidad de los cilindros, evitará que estos puedan "clavarse" en la culata, produciéndole endiduras o muescas (que obligarían a su rectificado o sustitución) y, por otro lado, en el caso de que nuestra culata tenga unas condiciones que disten de ser perfectas, absorberá dichas imperfecciones asegurando la estanqueidad de todo el sistema. En resumen, se deberán colocar la culata MLSHG y la culata adicional deberán ir en la posición indicada por el gráfico siguiente:
croquis colocación

Vemos ya en las fotografías adjuntas, primeramente, la culata ya asentada en su lugar. La entrada debe hacerse sin forzarla y recurriendo a la ayuda de un asistente si fuera necesario. Una vez colocada, situaremos sobre ella la "sexta capa" (shim) que antes hemos mencionado. Su acabado superficial es distinto por ambas caras, pero no hay pérdida: solo tiene una postura y cualquier otra solo serviría a martillazos. Este último componente es considerado "no necesario" por muchos, pero, dado el márgen de seguridad adicional que proporciona y estando ya metidos en faena, lo cierto es que no nos cuesta trabajo montarla.
colocación primera pieza
colocación segunda pieza (sexta capa)

PASO 3: Montaje y apriete de la culata.

Llega el momento de volver a montar la culata con los conductos de escape y admisión. Es de notar que el conjunto tendrá ya entonces cierto peso, con lo que será ligeramente dificultoso para una sola persona manejarla. Es por ello que tanto el taller como la Documentación Técnica, tanto de MG Rover como de Land Rover, indican que su colocación debe ser realizada por dos personas. La culata debe asentarse despacio, sin forzar y con la máxima suavidad posible, teniendo cuidado de no dañar ninguno de sus componentes anexos ni, por supuesto, los elementos de la nueva culata de culata que hemos instalado.
montaje de la culta

Viene ahora el paso más "profesional", que es el del apriete de la culata. Los tornillos (diez en total), deben introducirse en su lugar con cuidado y, como antes ya hemos indicado sin dejarlos caer, a sea, teniéndolos bajo control en todo momento. Se situarán en posición a mano, efectuándose tambien a mano su emboque inicial en el roscado del carril de aceite inferior.
montaje de tornillos
Una vez colocados todos los tornillos, deberán ser apretados en el orden indicado por la figura adjunta, teniendo en cuenta que en la misma, la correa de distribución está situada a la izquierda:
croquis orden de tornillos

Se apretarán entonces en orden y con una llave dinamométrica con cabeza de Torx E12 del modo siguiente:

  1. Se aprietan los tornillos hasta los 20 Nm (Newtons Metro).
  2. Con un rotulador permanente (tipo Edding, etc), se hace una marca en cada cabeza de tornillo trazando un radio, todas en la misma posición. Se les deja un tiempo de descanso.
  3. Se aprietan los tornillos 180 grados más y se dejan descansar.
  4. Se aprietan otros 180 grados de manera que las marcas queden todas alineadas.

apretado de tornillos
apretado de tornillos

Nota: Caso de disponer un goniómetro para medir el ángulo, es recomendable su uso para darle más precisión al ajuste.

Con ésto, ya tendríamos la culata de culata montada, a falta de realizar la limpieza y comprobaciones necesaria.

PASO 4: Reposición de líquidos y comprobaciones.

Ahora es el momento de llenar el carter con aceite 10w40 semisintético, el recomendado por el fabricante y el que, por lo que vemos, es el que mejor funciona y que no tiene pérdidas por las juntas. También se introduce nuevo líquido refrigerante en el circuito. En el paso 1 deberemos haber limpiado carter y circuito de refrigeración lo mejor posible, sobre todo el vaso de expansión. Este es el momento de probar el motor y comprobar el buen funcionamiento del elementos tales como el termostato y el electroventilador, para realizar su reparación o sustitución en el caso de que su funcionamiento sea defectuoso.
limpiador de circuito de refrigeración

La limpieza del circuito de refrigeración, aunque no del todo necesaria en este caso, se realiza con un producto destinado a tal efecto, líquido limpia circuito. El procedimiento es simple y consiste en llenar el circuito de refrigeración con este producto. Se arranca el motor y se espera a que se enciendan los electroventiladores, para que haga todo su recorrido.

Es posible y conveniente dejar reposar toda una noche este producto en el interior del circuito del refrigerante con el fin de que elimine bien toda la suciedad que este pueda contener.

Tras esta operación (que puede realizarse otra vez si fuera necesario), se purga el circuito ajuagandolo con agua y se rellena con líquido refrigerante.

Conclusiones.

Con ésto, la reparación estaría completa. En nuestro caso, hemos recurrido a un taller especializado para efectuar la reparación, pero también uno mismo puede hacerlo si dispone del equipamiento adecuado y del tiempo necesario. El cambio de culata de culata no es muy caro en cuanto a materiales, pero sí lo es en mano de obra, dado que se invierte mucho tiempo en las operaciones que hemos relatado. Es por ello que recomendamos que, caso de hacerlo en un taller, comprobemos muy bien todos los elementos del sistema, para evitar el tener que volver a realizar la misma operación otra vez con el consiguiente desangrado monetario.

Agradecimientos.

Queremos agradecer a Garaje Buenos Aires de Oviedo el buen trabajo realizado y las facilidades proporcionadas para realizar este artículo.
datos Garaje Buenos Aires

Referencias y consultas.

Además del manual de taller RAVE de MG Rover Group y de Land Rover, recomendamos las siguientes lecturas:

Texto original (Aroman)
Texto original (HMS45)

Toda la información mostrada en este sitio web es resultado de la experiencia de los miembros y de la recopilación de información de una amplia variedad de sitios web ajenos a la misma. Toda la información debe tomarse como un relato de experiencias de otros dueños de MGF y MG TF, nunca como una guía definitiva de cómo solucionar posibles problemas.

MGTF.es y MGFTF.com no asumen ninguna responsabilidad de posibles daños ocasionados en cualquier coche por seguir las indicaciones aparecidas en estos dos sitios web o en cualquier otro al que se enlace desde los primeros. Nuestra intención es facilitar, organizar y recopilar la información existente sobre estos dos modelos, pero todo arreglo y/o modificación de cualquier coche debe ser realizado bajo la supervisión y responsabilidad de un mecánico o taller adecuado, o actuar bajo su propia responsabilidad y riesgo.